Tag Archive: entrevista

“La escena underground debe ser politizada”. Entrevista a Meconio.

Meconio es un dúo de Barcelona fromado por Leti y Delia. Tienen tan solo un disco grabado, Zigot, autoeditado a finales de 2015 y disponible en su bandcamp. Las Sisterhood llegamos a ellas a través de este artículo sobre la escena riot estatal publicado hace algunas semanas en Vice. Su combinación de guitarra, batería, mujeres gritando y collages sonoros nos gustó tanto que necesitábamos traerlas a tocar a Madrid cuanto antes y lo hemos conseguido. El próximo viernes 6 de mayo las tendremos tocando por primera vez en nuestra ciudad, en Maravillas Club junto a Violeta Vil en la fiesta Salvaje Primavera

meconio foto

Pregunta: Además de algunos vídeos, el bandcamp y un buen puñado de fechas de conciertos pasados y por venir, apenas hemos encontrado información sobre vosotras en internet. Por eso vamos a empezar con una presentación. ¿Cómo os conocisteis y desde cuando lleváis en marcha con Meconio?

Meconio: Nos conocimos gracias al colectivo Ojala Este Mi Bici del cual formamos parte y que organiza conciertos en Barcelona desde hace 8 años. Hace más o menos 2 años que llevamos ensayando y en Junio de 2015 hicimos nuestro primer concierto como dúo. Es la primera vez que nos embarcábamos a formar un grupo. Después de tantos conciertos a nuestras espaldas era hora de subir al escenario. Sí que tocamos con otras personas y estamos empezando nuevos proyectos pero todo nació a partir de Meconio.

P: Las sistys somos muy fans de vuestro formato de banda. Una guitarra y una batería crudas que se bastan y sobran para hacer hits punk. Además, tiene mucho mérito llenar el escenario sin toda una banda que arrope y por lo que hemos escuchado, Meconio lo conseguís con creces. ¿Para vosotras el formato dúo es una decisión buscada u os habéis tenido que adaptar a las circunstancias?

M: Cuando empezamos a quedar éramos seis chicas y al principio era tan solo para probar, como un juego. En cuanto decidimos ensayar regularmente y echar para adelante la iniciativa nos reducimos a cuatro: bacteria, bajo, guitarra y guitarra/teclado. Hicimos un primer concierto con este formato pero por diferentes circunstancias nos quedamos nosotras dos solas y decidimos seguir con el proyecto, ya que nos entendíamos.

Nuestra música tiene melodías pop pero estrujadas con distorsiones y gritadas con todas nuestras fuerzas.

P: Vuestras letras son muy directas, con un discurso claro y contundente que no deja lugar a equívocos. Además, utilizáis indistintamente el castellano y el catalán para componer, algo que aporta mayor riqueza al conjunto del sonido del disco. ¿Os dejáis llevar y surge de forma natural o seguís algún criterio que os haga decantaros por un idioma u otro según la canción?

M: Normalmente primero componemos la música y la letra va surgiendo a lo largo de los ensayos. Sale de forma natural y no pensamos nunca en qué idioma lo vamos a hacer. A veces la misma tonada de la canción queda mejor con un idioma u otro, pero obviamente cantamos en estos dos idiomas porque son nuestras lenguas maternas.

P: Hemos estado investigando un poco vuestra trayectoria y nos parece que la mayoría de los conciertos que habéis dado estaban vinculados de alguna forma al feminismo o los movimientos sociales. ¿Esto es algo buscado por vuestra parte o es en este contexto donde más os llaman para tocar?

M: La verdad es que nuestro primer bolo como dúo lo hicimos hace 10 meses y hemos dicho que sí a tocar a todos los bolos que estén de acuerdo a nuestra forma de pensar,

P: ¿Creéis que en Barcelona la escena underground menos politizada es reticente a asimilar bandas con discurso explícito?

M: Consideramos que la escena underground debe ser politizada; si no, deja de ser underground. Es por eso que muchas veces las bandas con discurso explícito no tienen cabida.

P: En vuestro bandcamp os definís como punk, rock y extreme pop. Esta última etiqueta nos ha encandilado. ¿Podríais desarrollar qué significa para vosotras ser extreme pop?

M: Para nosotras extreme pop es que nuestra música tiene melodías pop pero estrujadas con distorsiones y gritadas con todas nuestras fuerzas. 

Ya tenemos en mente nuestra próxima edición y obviamente la queremos sacar en vinilo 12”.

P: Como ya indicamos en la introducción de la entrevista, os descubrimos a raíz de un artículo en el que se recopilaban algunas bandas riot grrrl. ¿Os sentís identificadas con esta etiqueta/estilo/movimiento?

M: Una de las principales características de Meconio es que no intentamos clasificarnos en ningún movimiento ni etiqueta, ha sido más la gente que ha querido incluirnos en este movimiento. Obviamente las premisas y el manifiesto de Riot Grrrl nos parecen totalmente necesarios.

P: ¿Cómo aplicáis la filosofía riot en vuestra banda?

M: La mejor manera de ser riot es siendo nosotras mismas.

P: Buscando imágenes vuestras en la red cuesta encontrar alguna en la que se os vea posando o en la que mostréis las caras. Imaginamos que esta decisión no es casualidad. ¿Evitáis explotar vuestra imagen de banda más allá del escenario?

M: Creemos que lo importante de Meconio es la música y la imagen grafica con la que queramos acompañarla, por encima de nuestra imagen física.

P: Vuestro disco se puede descargar de bandcamp a precio libre a partir de 0 euros. ¿Cuál es vuestra experiencia con este formato de distribución? ¿La gente suele aportar dinero o no hay gran diferencia con la descarga gratuita?

M: Sólo una persona ha aportado 2€ por nuestro disco por internet, por lo tanto la diferencia con la descarga gratuita podéis ver que es ínfima.

P: ¿Qué opináis de la edición en formato físico? ¿Os gustaría editar en vinilo más adelante?

M: De momento nuestra Demo o maqueta también la hemos presentado en formato físico CD hecho totalmente por nosotras (grabar discos, pegatinas, doblado CDs, etc). El formato físico es una manera de apoyar a las bandas cuando vas a sus conciertos. Somos de las que nos gusta comprarnos el vinilo después de un concierto espectacular. De hecho ya tenemos en mente nuestra próxima edición y obviamente la queremos sacar en vinilo 12”. Desde la maqueta ya tenemos cinco canciones nuevas, por lo que el vinilo no tardará en empezar a ponerse en marcha.

P: Por último, no queremos despedirnos sin que compartáis con nosotras cuáles son vuestras bandas favoritas. ¿Qué grupos creéis que han influido más en vuestro sonido?

M: La verdad es que nuestras influencias son muy diferentes y van desde bandas como The Evens, Slint, Come, Shippin News, Songs: Ohia hasta cosas de flamenco o Rockabilly como Wanda Jackson. Y por supuesto todas las bandas que forman parte de Ojala Este Mi Bici por sus tiempos rotos y destiempos como Decurs.

P: ¿Qué grupos actuales no deberíamos perdernos?

M: La lista puede ser interminable pero podemos empezar con algunas bandas: Shield Yoru Eyes, Teletexto, Za!, Decurs, Trash Kit, Her Geisha and the Boobs, Massicot, Savages, Fajardo, El Gos Binari, V!etnam, Parmesano, Candelilla, N.I.T y muchas otras más. De hecho seguro que nos dejamos alguna de imprescindible.

Entradas para nuestra fiesta Rabiosa Primavera con Meconio + Violeta Vil el próximo 6 de mayo pinchando aquí.

“Somos un grupo de música y de amigas a la vez”. Entrevista a Rombo.

Por primera vez, las Sisterhood contamos con un grupo de fuera de Madrid en nuestra programación. Ellas son Rombo, banda puntera de la escena underground de Barcelona que acaba de petarlo en recientes festivales como el Primavera Sound (Barcelona) y el Minipop (Tarragona). Su debut en los escenarios madrileños tendrá lugar el 13 de junio -bien arropadas por Agnes y Difunta Calva– en la noche de conciertos que hemos preparado para la presentación del nuevo fanzine Sisterhood #2 Belleza. Aprovechando los emails de preparativos de su próxima visita, les hemos mandado unas preguntas sobre música, feminismo y modelos de belleza, que amabilísimamente nos han contestado Clara, guitarra y voz, y Núria, teclados.

rombomajis

Pregunta: ¿Desde cuándo lleváis tocando juntas como Rombo? ¿Cómo empezó todo?

Núria: ¡Precisamente este 13 de junio será el tercer aniversario desde que surgió la idea! El primer ensayo fue al cabo de un par de meses. Empezó cómo una broma: un colega muy melómano, que también tiene un grupo, nos dijo que teníamos que formar uno y se pasó unas semanas insistiendo hasta que decidimos quedar para ensayar y ver qué salía. Fue tan divertido y nos lo pasamos tan bien que decidimos quedar cada miércoles para ensayar. Y Clara, que es una motivada, empezó a esbozar canciones y hasta la fecha.

P: Hemos visto en alguna entrevista os definíais como asamblearias. ¿Esta forma de trabajo la aplicáis en la toma de decisiones sobre la banda? ¿También a la hora de componer? ¿Qué tal os funciona?

Clara: Bromeamos sobre lo de asamblearias porque a veces somos un poco plastas y lentas, pero es totalmente así. Intentamos tener en cuenta la opinión de todas. ¡Por algo somos un grupo! Nos han dicho que las bandas que funcionan mejor son las que hacen precisamente todo lo contrario, cuando hay alguien que coge las riendas y decide. Pero somos así y no vamos a cambiar, es lo que nos parece mejor. Respecto a las canciones, yo las escribo, pero si tiran adelante o no se “vota” en el ensayo.

Núria: Es asambleario de un modo bastante visceral, no podría ser de otro modo, porque somos un grupo de música y de amigas a la vez. Tiene que molarnos casi todo a casi todas, se cede cuando toca, hay quien es más insistente… etc., pero todo se habla, porque si no acaba saliendo por otro lado y hay que acabar hablándolo tarde o temprano.

P: ¿Cuáles son vuestras principales influencias cuando hacéis canciones?

Clara: Supongo que te influye todo lo que te gusta o has escuchado mucho, pero siempre me cuesta decirlo. Por citar algunos, Nico, Los Planetas, Slumber Party. Últimamente estoy viciándome mucho al disco ‘Last Splash’ de las Breeders.

Núria: En cuanto a los teclados, en algún tema hay influencia e inspiración de Comet Gain.

P: Escuchando vuestras letras se aprecia que el feminismo está presente, aunque no seáis explicitas ni utilicéis la palabra que empieza por F. ¿Es algo premeditado?

Clara: Las letras que se pueden leer como feministas nos salieron casi por necesidad y no por una voluntad expresa de protestar, aunque lo estábamos haciendo sin saberlo. Creo que esto es lo que nos distancia de ser riot grrrls, la intención. Simplemente hablamos de cosas que nos pasan o que vemos. Supongo que lamentablemente vemos desigualdad de género, de la misma manera que vemos amores que terminan -por decir otro tema del disco- y sale todo en forma de canción.

A medida que te encuentras con comentarios muy imbéciles y retrógrados, tomas más conciencia de la situación y te vuelves más feminista

P: Somos conscientes de que a un grupo de tíos no se le plantean este tipo de cuestiones. No obstante, creemos que el contexto feminista obliga a preguntaros: ¿por qué formasteis una banda exclusivamente femenina? ¿Casualidad? ¿Voluntad? ¿Necesidad?

Clara: Hicimos el grupo un poco por azar y para divertirnos. No había trasfondo reivindicativo de género al principio. Lo que pasa es que después, a medida que te encuentras con comentarios muy imbéciles y retrógrados, tomas más conciencia de la situación y te vuelves más feminista. Creo que como grupo nos ha pasado un poco esto.

P: ¿Qué tal os sentís como mujeres que hacen música en la escena underground de Barcelona? ¿Existen en la ciudad iniciativas feministas que promuevan la implicación femenina en la música?

Clara: Pues cuando entras en la escena más independiente te das cuenta de que hay muchas chicas tocando en los grupos. Muchas más que en el mainstream o en la música más mayoritaria, donde se estilan más los grupos de chicos y la presencia femenina queda más relegada a las cantautoras. No entiendo por qué sucede esto. En cuanto a cómo nos sentimos en este entorno, nos han tratado siempre estupendamente y estamos tocando mucho, así que estamos muy contentas. Pero sí hemos recibido críticas muy machistas de anónimos en foros por no saber tocar y nos han juzgado en función de los tíos a los que nos hemos follado, lo que nos parece el colmo. Pero esto no procedía precisamente de la escena “underground” de Barcelona, sino de otros sitios.

El porcentaje masculino de promotores, managers, técnicos, gente encargada de producción es casi del 100%.f

Núria: Iniciativas feministas que promuevan la implicación femenina en la música las hay, como La Dinamitera, que es un festival de arte que promueve el arte femenino, música incluida. Pero exclusivamente de música y feminista pocos. La verdad es que el mundo de la música es un poco como un campo de nabos. El porcentaje masculino de promotores, managers, técnicos, gente encargada de producción es casi del 100%. Hace unas semanas coincidimos con una mujer regidora y ella misma nos dijo que la hacía mucha ilusión encontrarse con un grupo de chicas, que era muy poco habitual. Y el sentimiento era completamente mutuo. Por no decir el día que nos encontramos a una mujer de mediana edad técnica de sonido… ¡Fue un gustazo!

P: Rombo estaréis tocando en Madrid el día 13 de junio con motivo de la presentación de la segunda entrega del fanzine Sisterhood. El tema central del nuevo número es la belleza. Por eso, nos interesa saber qué peso tiene para vosotras la imagen al subir al escenario.

Clara: Yo me maquillo un poco y me pongo ropa que me gusta, no muy distinta de la que llevo en mi día a día. Pero tampoco me obsesiono ni me limita de ninguna manera a la hora de actuar. Si lo hiciera, mal iríamos.

Núria: Somos bastante descuidadas por lo que a este tema respecta. Yo a veces llevo una sudadera y otras vestidito y tacones. Nos gusta ir “monas” pero igual que cuando salimos o vamos a cenar con los colegas. Digamos que somos bastante naturales y de hecho es un tema que hemos hablado muy poco entre nosotras. Personalmente, me gusta cuando un grupo tiene una estética cuidada sobre el escenario, pero que me transmita personalidad y valores que aprecio, no los típicos y aburridos cánones de belleza.

Rombo estarán tocando en la Sala Maravillas el día 13 de junio, dentro de la presentación del fanzine Sisterhood #2 Belleza, junto a Difunta Calva y Agnes. Precio: 6/10 e (sin/ con consumición). A partir de las 21:00. https://www.facebook.com/events/577834269023761/

https://rombo.bandcamp.com/

“Vivir y hacer música siendo mujer siempre se reduce únicamente a ser mujer. ¿Por qué?”

Entrevista a Hanin Elias (ex Atari Teenage Riot)

Elia M y Ágata AhoraHanin Elias, fundadora de Atari Teenage Riot, visita por primera vez España para presentar su proyecto en solitario. Será el sábado 9 de mayo en la sala Maravillas, en un cartel compartido con Vadim Tudor y Super Busty Samurai Monkey, organizado por Indypendientes. Elias ha sido un referente dentro de la escena del hardcore electrónico en Berlín desde los años noventa. Además del activismo feminista que practica encima del escenario, también puso en marcha un sello (Fatal Recordings) exclusivo para mujeres. Esta vez viene acompañada de la DJ danesa That Fucking Sara. Hemos tenido la oportunidad de entrevistarla por correo electrónico.

Hanin-Elias-7_by_Alexandre_Dieval

En Brasil, me tiré al público y un tipo me agarró entre las piernas al pasar sobre él. Tuve que pegarle con el micrófono y vino la ambulancia otra vez…

¿Cómo vives el directo?

Los conciertos siempre suponen un desafío para mí. Para empezar, me pongo muy nerviosa en el escenario. Es una interacción tremenda con el público, y recibo de vuelta mucha de la energía que doy. Vivo los conciertos como un alivio y creo que son algo muy hermoso.

¿Qué es lo mejor que te ha sucedido en un concierto? ¿Y lo peor?

En la época de Atari hubo conciertos muy locos, como una vez que el escenario se rompió bajo nuestros pies porque se había subido un montón de gente. Unos chicos se hicieron heridas en las piernas y hubo que sacarlos de allí en ambulancia. Otra vez, en Brasil, me tiré al público y un tipo me agarró entre las piernas al pasar sobre él. Tuve que pegarle con el micrófono y vino la ambulancia otra vez… Y otra vez, en Perth (Australia), me desmayé por el calor y me rompí un diente. ¡Hay mil historias!

La industria musical se encuentra en constante cambio. ¿Cómo describirías la evolución desde la época de Atari Teenage Riot en los noventa al momento actual con tu proyecto en solitario?

A veces me agota todo. Me autofinancio todos los discos, luego los saca un sello que se lleva el 80 % de los ingresos, tienes que firmar contratos cediendo todos los derechos…

¿Crees que tienes más control sobre tu carrera musical?

Hoy en día, puedes editar tu propia música, pero luego tienes que costear la promo, pagar a las sociedades de gestión de derechos y correr con todos los gastos. La gente espera que pongas tu música gratis en internet, pero se tarda tanto en hacer un disco…

La gente espera que pongas tu música gratis en internet, pero se tarda tanto en hacer un disco…

¿Se puede vivir de la música hoy en día? ¿Merece la pena?

Jajaja, en este momento tengo que decir que ¡“no”!

El hecho de vivir y hacer música siendo mujer siempre se ve reducido únicamente a ser mujer.

¿Te consideras feminista?

Sí.

¿Qué impacto tiene ese posicionamiento político en tu propuesta artística?

El hecho de vivir y hacer música siendo mujer siempre se ve reducido únicamente a ser mujer. ¿Por qué?

¿Crees que el feminismo está imponiéndose de nuevo (o más bien por fin), o la sociedad patriarcal aún domina el mundo de la música?

Todavía queda mucho camino por recorrer.

Pero he descubierto que la mujer cabreada con el hombre también es una fantasía sexual. Yo solo quiero ser auténtica y atraer a la gente a mi mundo.

¿Es posible apropiarse del valor artístico que parece tomar el aspecto en el escenario para dominarlo como un elemento más del mensaje propio?

Si consigo fundirme con la música en el escenario desaparezco para mí misma, pero sé que aún estoy ahí para el público. Creo que si haces lo que quieres, ojos que no ven, corazón que no siente.

¿Qué mirada crees que recibes de tu público? Y, ¿cuál devuelves?

Depende de qué hable la canción. Yo creo que devuelvo mucho enfado al público, sobre todo al público mayoritario que quiere que tenga un aspecto determinado o que me comporte de una forma concreta. Pero he descubierto que la mujer cabreada con el hombre también es una fantasía sexual. Yo solo quiero ser auténtica y atraer a la gente a mi mundo. Sentir que alguien se identifica contigo en un momento preciso es una sensación increíble.

Os devuelvo la pregunta: ¿qué seríamos las mujeres sin la mirada del hombre?

Libres. Sin lugar a dudas seríamos más libres.

Hanin-Elias-2_by_Stefan_Faehler

Concierto Hanin Elias + Super Busty Samurai Monkey + Vadim Tudor
Sábado 9 de Mayo 21:30, sala Maravillas Club
10€ Anticipada / 14€ Taquilla.
Organiza: Indypendientes.

 

Entradas anticipadas:

https://www.ticketea.es/hanin-elias-atari-teenage-riot-en-madrid/
http://entradium.com/entradas/hanin-elias-atari-teenage-riot-vadim-tudor
Rara Avis
Escridiscos
Libreria La integral

Más información:

http://www.discogs.com/artist/8472-Hanin-Elias
http://www.discogs.com/artist/6930-Atari-Teena
http://www.discogs.com/label/20121-Fatal-Recordings
http://www.discogs.com/label/20121-Fatal-Recordings
https://www.facebook.com/haninelias.official
https://twitter.com/haninelias
https://www.youtube.com/user/HaninEliasOfficial
https://www.facebook.com/thateffingsara

Kartas a Kim #3.2. Barreras y asedio. Sí, este también es nuestro sitio. Ft: Elia Maqueda

Entrevista a Elia Maqueda, música, poeta, traductora.

“Abogo firmemente por una nueva ola de riot grrrls”

 

Elia teclista y cantanta

Elia teclista y cantanta

Ágata Ahora. En torno a la música alternativa parece alzarse una barrera invisible que reza “girls are not aloud”. Estos obstáculos operan de forma diferente en cada persona, en función de sus circunstancias, de su personalidad, de sus condiciones… y quién sabe de qué otros factores. Kim Gordon fue una de las que penetró dentro de esos límites. Elia Maqueda (Medelia, Agnes) también lo ha hecho –es más, no solo en la música, también en la poesía, en la traducción de vieojuegos, de cómics… Hoy nos lo cuenta.

Querida Kim,

Espero que todo vaya bien. En esta carta, como en la anterior y en la siguiente, tenemos invitada, al hilo del fragmento de tu libro que corto-pego abajo (*). Pero antes de nada, las presentaciones:

 

ELIA MAQUEDA// MEDELIA, AGNESelia

Elia Maqueda es mi cantante favorita. Ale, ya lo he dicho. Admito que no soy del todo objetiva, claro, porque es la cantante-teclista de Agnes, donde yo soy cantante-guitarrista. Pero hay mucha gente que estará de acuerdo conmigo, si no, basta escuchar la delicia de Non-places, el último disco que grabó con Medelia, en 2012, antes de su disolución. La primera vez que yo la vi recitaba, no cantaba (bueno, sí cantaba pero con ritmo hablado), luminosa como un amanecer en el mar. Entonces recitaba poemas de Papilas analógicas. Paisaxe sur tex (Progesele/Diminutos salvamentos, 2014), junto a Ana Cibeira y Davidia Martín Saornil. Elia es traductora, poeta, música y una de las personas más bellas que he conocido, aunque en esta entrevista hablaremos principalmente de su relación con la música y su escena, y no tanto de la hermosura.

(*) EL FRAGMENTO DEL LIBRO

“Hombres tocando. A mi me encantaba la música. Fuera lo que fuese que sintieran los hombres cuando estaban juntos en el escenario, yo quería verlo de cerca, quería repasar a tinta ese algo invisible. (…) Viéndolo con perspectiva, ese es el motivo por el que entré en un grupo, para poder integrarme en esa dinámica masculina y poder mirar hacia fuera, en lugar de tener que mirar hacia dentro a través de una ventana cerrada”. Kim Gordon, La chica del grupo (Editorial Contra, 2015).

A continuación te trascribo lo que nos contamos, por escrito. Ya me dirás que te parece.

Muchos besos,

fruteria_espejo_peque

LA ENTREVISTA.

Recuerdo ver a Nosoträsh y pensar que tenía que ser estupendo tener un grupo con amigas, pero siempre me pareció una quimera

Pregunta: ¿Recuerdas alguna experiencia como observadora de chicos tocando, antes de empezar a tocar tú? ¿qué pensabas entonces?
Respuesta: Yo pensaba sencillamente que anda que no molaría estar ahí arriba. Me daba mucha envidia e, igual que Kim, quería participar desde dentro. Pero a la vez saltaba a la vista que era un mundo muy de chicos. Siempre me ha gustado mucho el pop, y recuerdo ver a Nosoträsh y pensar que tenía que ser estupendo tener un grupo con amigas, pero siempre me pareció una quimera. Ahora reflexiono y me pregunto por qué me parecía algo tan difícil de conseguir: solo había que hacerlo.

P: ¿Crees que la música alternativa es un espacio que invita a las mujeres a participar?
R: Creo que es un espacio peligroso, porque aparentemente podría parecer más abierto pero luego no lo es en absoluto. Al contrario, en ocasiones me parece que puede llegar a ser un mundo bastante más masculino que, por ejemplo, la música mainstream. Por supuesto que invita a las mujeres a participar, pero de otras formas, con otras luces y otros recovecos raros.

P: ¿Crees que las mujeres nos sentimos apeladas?
R: Yo creo que sí, o al menos quiero pensar que sí, pero a la hora de la verdad no se nos ponen las cosas fáciles. También depende de cómo lo entiendas: como intérprete y cantante sí me he sentido apelada muchas veces, no tanto así como instrumentista. Claro que eso también es algo que tenemos que revisar nosotras mismas, no lo niego, y es un trabajo individual y colectivo que debemos asumir como pendiente.

P: ¿En qué sentido?
R: En el ámbito instrumental, es un comentario habitual lo de que las chicas “tocan peor”; en cambio, se asume que cantamos mejor. Es una cuestión meramente educacional: a las chicas de mi generación no se nos daba una guitarra eléctrica, no se nos animaba a generar una voz creativa y contestataria ni a hacer ruido, y los modelos femeninos eran escasos además de prototípicos en su gran mayoría. Además, la apariencia y la estética están muy polarizadas sobre un escenario, no solo por géneros sexuales sino para empezar por géneros musicales; en la música alternativa hay mucho postureo, mucha trampa y mucho cartón. No lo digo como algo necesariamente negativo; querer proyectar una imagen es algo más que comprensible, pero tenemos que ocupar la posición de poder decidir cuál será y, sobre todo, nunca supeditar la música a la apariencia (opinión totalmente personal y cuestionable, pero es la mía).

Es la apariencia de la chica la que importa, en un caso mixto como este [Medelia], y no la del chico, Y el modelo de belleza es el que es en función a unos cánones establecidos por la industria de la moda

P: ¿Tienes alguna experiencia propia al respecto (una situación en la que se te dijera de manera más o menos clara este no es tu sitio)?
R: Más que un “este no es tu sitio”, se trata de una experiencia relacionada con la apariencia. En una conversación con una persona del mundo de la música alternativa, hablábamos de las comparaciones de mi dúo (chico/chica), con otro, también chico/chica, que había empezado a sonar en la radio y a figurar en los carteles de muchos festivales. Esta persona opinaba que nuestro dúo era musicalmente mejor que el otro, pero que la chica del otro “estaba más buena” y por eso les iba mejor. No lo dijo con mala idea, sino con rabia de que algo así ocurriera, pero el pesar de que la tiranía de la apariencia “mandaba” impregnaba el comentario y la forma de ver las cosas de aquella persona y, creo, de toda una industria, en este caso la de la “música alternativa” (sea lo que sea eso). Lo peor es que es la apariencia de la chica la que importa, en un caso mixto como este, y no la del chico, y que el modelo de belleza es el que es en función a unos cánones establecidos por la industria de la moda. En cualquier caso, lo realmente deprimente para mí fue que la imagen pesara sobre la música y que fuese, en aquel caso, la mía (o la de aquella otra chica).

1282600801_850215_0000000001_sumario_normal

P: ¿Cómo crees que se puede revertir eso?
R: Si la exposición física en el escenario es inevitable, que lo es, para ellos y para nosotras (aunque de un modo distinto), siempre podemos callar bocas cuando nos bajemos del escenario, en lo organizativo, en el proceso de enchufar cables, en lo relativo al sonido o en cualquier otro hueco. Al final, te haces experta en esquivar ataques. La astucia siempre viene bien.

P: ¿Cómo lo hiciste tú?
R: Casi siempre trato de utilizar unos ámbitos para subvertir otros. Durante años he estado inmersa en otro mundo muy masculino como es el de los videojuegos, algo que he utilizado en conversaciones más de una vez para soltar algún zasca. Soy muy sonriente y apacible hasta que me tocan la moral y salen a relucir los paternalismos, y cuando eso ocurre soy bastante incendiaria. Quien ha discutido de estos temas conmigo no me los suele volver a sacar.

P: ¿Se te ocurre alguna estrategia conjunta para fomentar que más mujeres se interesen por la música?
R: Hay que dar ejemplo, sin lugar a dudas. Cuantos más grupos de chicas, o liderados por mujeres, alcancen la “primera línea”, mejor que mejor. Las niñas y adolescentes, o directamente nuestras propias amigas, necesitan modelos reales que seguir. Que todas nos animemos, como mínimo, a probar a montar una banda. Que luego no nos gusta, pues vale, pero no sirven los argumentos de no intentarlo porque “yo no me veo en un escenario”, “porque toco fatal” o “porque todo el mundo me va a mirar”. Hace falta una escena contundente, más mujeres haciendo ruido, del tipo que sea. Abogo firmemente por una nueva ola de riot grrrls, esta vez en una variedad aún más amplia de estilos musicales.

Hace falta una escena contundente, más mujeres haciendo ruido, del tipo que sea

P: ¿Quieres hacer algún otro comentario al respecto?
R: Solo que espero que cada vez seamos más las que asumamos nuestras virtudes, igual que nuestras incoherencias e inseguridades, y construyamos una red fuerte entre nosotras para no tener que bajar nunca la cabeza. La cabeza, como el volumen, siempre alta.

* Es importante tener en cuenta que las personas que participan en estas entrevistas son músicas en activo, son las que sí están ahí, por lo que, de alguna manera hemos conseguido traspasar los obstáculos o, incluso, gracias a nuestro entorno o educación privilegiada, no los hemos sufrido. Por tanto, no vamos a poder describir el fenómeno en su plenitud. Si tú tienes algo que añadir, por favor, háznoslo llegar a sisterhood.mad@gmail.com

Kartas a Kim es un diálogo ficticio con Kim Gordon (Sonic Youth, Body/Head) a través del libro La chica del grupo (Editorial Contra, 2015). Con un té de ginseng en la mano, nos centramos en la relectura con perspectiva de género de sus experiencias en la música independiente desde los 80, y tratamos de responder preguntas como: ¿Qué significa para Kim Gordon ser la chica del grupo? ¿Cómo ha sido la experiencia de una de las grandes estrellas del rock alternativo de los 90? ¿Nos dice eso algo sobre el panorama general?