Últimas publicaciones

Galería de miedos del colectivo Sisterhood

El tercer número del fanzine Sisterhood gira en torno al concepto de Miedos. Más allá del zine, en la actividad Bloody Sisty, en la Plaza de Otoño de Matadero (28 y 29 de noviembre de 2015), preguntamos a l*s asistent*s por sus temores, y los publicamos en esta entrada anterior del blog. Nos ha parecido justo jugar también nosotras al juego que habíamos propuesto. Mirando de frente el año que empieza, en vez de hacer una lista de deseos, confeccionamos una lista de miedos, cual galería de los horrores, para quemarlos y saltar sobre sus cenizas en akelarre. 
sista.miedo
¿Cuál es nuestro mayor miedo? Nuestros miedos son tantos que es casi imposible enumerarlos todos. Muchos son demasiado personales, y compartirlos en un blog expondría determinadas fragilidades (inseguridades, fobias) que nos aterra que el resto sepa de nosotras. Ahí va el primero.

Otros son: el miedo a la muerte y sufrimiento de los seres queridos; miedo que solo el pensarlo provoque su muerte, miedo al dolor físico y emocional; miedo a la enfermedad, a la vejez, a la tortura, a un atentado, a un desastre natural, al ahogamiento; miedo a que transcurran los años y, al mirar atrás, no observar la vida que querría haber vivido; miedo a dejar pasar el tiempo y de repente darte cuenta que no sabes quién eres, qué haces, dónde estás y con quién; miedo al deterioro del cuerpo; miedo a que se caigan los dientes; miedo al fracaso; miedo a que el sistema continúe con su deriva acelerada y no sea vivible; miedo al fascismo; miedo a la ceguera machista; miedo a la violencia machista; miedo a los límites; miedo a no tener agua para el consumo necesario; miedo a vivir en la calle, y pasar frío; miedo a estar solas. Miedo a defraudar a mis amigas, miedo a que descubran que soy frágil, miedo a elegir compañeros de vida que no me traten bien. Miedo a no saber decir NO, a tener pocos reflejos ante un ataque, a no saber defenderme. Miedo a sobrecargarnos de tareas y no dejar espacio a disfrutar de los procesos y los momentos calmados.

¿Qué miedos provocamos? Creo que genero miedo cuando me enfado mucho y grito y parece que se va a caer el mundo; también cuando digo cosas crueles y parece que alguien no me importa, o que no vale lo suficiente. Quizás también provoco algo de miedo (bueno, esto no creo que sea miedo…) cuando hablo de manera demasiado aseverativa, o quizás solo seria, en una reunión, más con gente que no me conoce. No creemos haber proyectado nunca miedo en la calle, ni en una pelea de un bar. Tampoco en nuestros puestos de trabajo ni en un escenario. No hemos generado miedo en ninguna situación sexual. Tampoco en una situación de peligro real, al menos no de forma voluntaria. Creo que tenemos muchos más miedos de los que podemos provocar. Aunque no sabemos muy bien qué quiere decir eso sobre nuestra personalidad, lo consideramos algo bueno.

Miedos en la Plaza de Otoño

matadero

Caliza tocando en nuestro Bloody Sisty en la Plaza del Matadero 

El miedo es una emoción [algo químico, biológico y sin duda social, como el resto de emociones]. Se caracteriza por una intensa sensación desagradable [sudores fríos, aceleración del ritmo cardiaco, palpitaciones, tensión muscular, sensación de asfixia, parálisis, gritos, ansiedad]. Es provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. 

Es una emoción primaria [¿Eso qué quiere decir? No hay hipervículo para el concepto] que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. [El miedo como mecanismo biológico de supervivencia. Darwin y las especies].

Resulta que Freud tiene una teoría del miedo, y cataloga los miedos en dos: miedo real, cuando su dimensión se corresponde con la dimensión de la amenaza; y miedo neurótico, cuando la intensidad del ataque de miedo no tiene ninguna relación con el peligro.

El conductismo y la psicología profunda dan explicaciones. Según el concepto conductista el miedo es algo aprendido. El modelo de la psicología profunda hace corresponder el miedo existente a un conflicto básico inconsciente y no resuelto [ponme un ejemplo, anda, que no lo acabo de pillar].” (“Miedo”, Wikipedia, editado.)

El miedo como algo aprendido, desde luego. Pero, ¿aprendido de quién? ¿Por qué motivo? ¿Con qué objetivo? Te lo puede enseñar alguien de tu tribu como mecanismo de supervivencia. Por ejemplo, el miedo a la enfermedad/dolor/muerte que hace que nos cuidemos, que tengamos unos hábitos de vida saludables, que confiemos en el sistema médico de salud, que no consumamos en exceso sustancias tóxicas… Vale. Pero ¿quién y por qué te enseña el miedo a caminar, siendo mujer, por la calle? Y ¿el pánico de no ser lo suficientemente buena para intervenir en un grupo (de iguales, de gestión, de organización,  de poder, de experticia…)? Y ¿el pavor a la evolución de tu propio cuerpo (vejez, gordura, fealdad, pestilencia…)? Y ¿a tu sexualidad? Y ¿a confiar en el resto? ¿A otras formas de amor? ¿A otras formas de organización social? ¿Al desorden? ¿Al caos? ¿A no seguir las normas de un sistema heteropatriarcal, rígido y opresivo? 

¿A dónde nos llevan los mensajes de miedo? Como emoción “primaria” supongo que sirve para no exponerte a situaciones de sufrimiento y dolor. Pero… ¿Para qué sirve el miedo a la otredad? ¿Por qué se fomenta el miedo a las identidades disidentes? Más allá de su papel en la sociología animal primaria, el miedo se convierte en un arma para mantener un sistema de poder, el orden establecido. Explorar los procesos del miedo es la primera herramienta para rebelarnos. 

Para ello, es interesante identificar algunos de los mecanismos mediante los cuales se introduce el miedo ideológico en los valores de las personas: en la cultura popular, la tele, el cine, la prensa y los discursos políticos. En todos ellos se intuyen vehículos de transmisión de los miedos escogidos: violaciones, vampiras, viudas negras, feminazis, el feminismo como una guerra de sexos… ¿Podemos reinterpretarlos, generar otras narrativas, hacerlos estallar?

Sisterhood hemos dedicado el tercer número del fanzine al concepto de Miedos con la pretensión de escarbar más allá en la idea y en los procesos relacionados. Además de las 30 autoras que participaron en el fanzine y compartieron sus temores en las páginas del tercer ejemplar de Sisterhood, quisimos aprovechar la actividad Bloody Sisty, en la Plaza de Otoño de Matadero (28 y 29 de noviembre), para preguntar a l*s asistent*s por los suyos. Más allá de los miedos que ell*s padecen, también quisimos saber qué miedos generaban (en un ejercicio de analizar los privilegios y opresiones que ejerce un*). Estos son los resultados:

·         Miedo a desaparecer sin dejar huella / Provoco miedo de abandono

·         Miedo a la estupidez humana

·         Tengo miedo a la gente. Miedo escénico. 

·         Miedo a las alturas. [«Miedo a la derecha radi» tachado] Miedo al radicalismo

·         Me da miedo que se apague la luz mientras me ducho / A la gente le da miedo que desaparezca los domingos

·         Al dolor físico

·         Tengo miedo a: el odio en la sociedad

·         Tengo miedo a que se olviden mis deseos de libertad y mis altas expectativas con los años

·         Amar

·         C’s

·         Miedo… que la sinrazón perdure…

·         Hipocresía

·         Que la gente deje de luchar

·         Miedo a no tener el menisco disponible en el futuro

·         Yo misma

·         Ciudadanos

·         Miedo a la muerte de mis padres

·         A que todos mis amigos (o varios) se operen la cara cuando envejezcamos

·         Miedo a los perros, a la oscuridad, a tener miedo, a la violencia…

·         Miedo a estar eternamente borrachx

·         Tengo miedo a perder la ilusión / Doy miedo por ser muy independiente

·         “Por su tez naranja” tengo miedo de Begoña Villacís y de Esther Arrimadas

·         Quedarme solito

·         Me da miedo: la violencia que emana desde el poder / Yo creo que no doy miedo

·         A la oscuridad

·         Miedo a Albert Rivera

·         No me gusta provocar miedos … si alguna vez ha ocurrido, lo siento

·         Lo desconocido :s

·         Soledad [este aparece el mismo día 3 veces]

·         Miedo de mi otro yo

·         TENGO MIEDO DE TODOS los que empuñan ARMAS

·         A mi ira

·         Miedo al futuro

·         Miedo a la soledad

·         Hoy

·         Miedo que tengo: decepcionar / Miedo que doy: puedo ser decepcionante

·         Miedo a la soledad / Miedo a no ser yo

·         Que dejen de quererme

·         A crecer y al estar mal

·         El concierto del martes

·         Miedo a la vergüenza ajena

·         A cortarme el pelo

·         Miedo al miedo

·         Tengo miedo a que mis amigos se rindan. Bueno, ya se están rindiendo.

·         Miedo a la soledad y la depresión y las enfermedades

·         Miedo a la muerte ♀ | Miedo al fracaso / Doy miedo cuando tengo hambre ♂

·         Doy miedo cuando me enfado

·         Me da miedo la violencia / Creo que me pueden temer por la indiferencia

·         Me dan miedo los cambios de ciclo / Doy miedo cuando me enfado :)

·         Miedo a la pérdida de control

·         Me da miedo la guerra

·         Miedo al futuro

Así fue la presentación del fanzine Sisterhood#3 Miedos

PRESENTACION #3 MIEDOS 01

Álex Koplobitch. Me instalé en Madrid por segunda vez el 2 de noviembre de 2015. Así que el día que se celebró la presentación del número tres de este fanzine, dieciocho días más tarde, estaba como loca por ir y ver a mis amigas. No es lo mismo salir a beber por tascas que ir a una fiesta en la que participan tías a las que admiras.

Me puse guapa, me maquillé sin la habitual vergüenza de ser excesiva y en el útimo momento decidí que escogería las botas de tacón en vez de los zapatos planos. Tenía esa fuerza interna que solo me otorga la regla e ir a este tipo de eventos.

Cuando llegué, algo antes de la hora establecida (Paula JJ me había dicho que mejor que fuésemos puntuales si queríamos sentarnos), me encontré con caras conocidas y amigxs bebiendo cerveza en lata. Concretamente, Estrella Galicia y Mahou: buena elección. Bebí unos sorbos, le di unas caladas a un cigarro y entramos. Como una tonta, pensé que dentro no había nadie, pero me equivocaba. Allí ya estaban todas las sillas ocupadas, así que tuve que conformarme con el suelo. No me importó. Todo parecía guay; todo parecía molar. Todo en mi cabeza era tan naïf como solo ocurre cuando te hayas inmersa momentáneamente en actos de reafirmación individual: allí, dentro de aquella librería, era posible imaginar por una hora que aquel microcosmos era algo natural. Y que el sistema patriarcal criminal que nos ahogaba fuera era una mera ficción.

Las encargadas de presentar este nuevo número de Sisterhood, “Miedos”; en plural, porque miedos hay muchos y son muy dispares, no pudieron estar más acertadas. La artista anteriormente conocida como Filósofa Frívola a.k.a. Lu Mo y Paula JJ reseñaron algunos textos del fanzine (todos sería imposible); textos representativos de ciertas angustias que podemos compartir todas. Cada uno apelaba a un tipo de miedo diferente: miedo a la dismorfobia, miedo a asistir a la consulta del ginecólogo, el miedo de los hombres a perder su poder, el miedo a la regla… Todo esto aderezado con collages, cómics, poesía, fotonovela… e incluso (y desgraciadamente) capturas que ilustran el acoso al que @luzhilda se vio sometida en Twitter.

Después escuchamos recitar a las dos poetas Lucía Morales e Isabel García Mellado, también colaboradoras en este número. Se me puso la piel de gallina, literalmente. Sentí una mezcla de euforia y ganas de llorar.

Ojalá existiesen más cápsulas de felicidad, diversión y subversión como son los eventos que organiza Sisterhood.

Las Odio // ¿Y por qué no montamos un grupo de riot grrrls de una vez?

El sábado en la Sala Maravillas tenemos uno de los estrenos más esperados… ¡por nosotras mismas! Desde el corazón de Sisterhood nace Las Odio (3 de las 4 componentes son del colectivo), un grupo de riotgrrrls divertidas, rápidas, directas y mordaces que nos llena de orgullo y satisfaction. Son Ali, Paula, Ágata y Sonsoles; llevan solo un par de meses ensayando pero esta misma semana nos abofeteaban con el lanzamiento de su primer single, grabado por Atilio González. Dicen en su presentación que “partiendo de posturas e influencias muy variadas, el resultado es sorprendentemente simple y contundente: un puñetazo en la cara, postpunk, pop, 60’s, 90’s, letras que muerden”. Podremos comprobarlo en la fiesta del fanzine Sisterhood #3 Miedos en la que, en primicia mundial, presentarán el grupo (con apenas 15 minutos de set, así que ¡todas puntuales!) en un cartelazo que se completa con Las Potras y Le Parody. En esta entrada contamos la incipiente herstory del proyecto.

Las Odio y pared de ladrillos

Las Odio y pared de ladrillos

– ¿Y por qué no montamos un grupo de riot grrrls de una vez?

Le sugirió Ali a Paula mientras debatían por dónde deberían seguir sus pasos musicales tras la aventura que compartieron en Dúo Divergente.

– Pues tienes razón.

Respondió Paula.

– Que el ruido nos ampare.

Unos días más tarde, Paula irrumpió en las veraniegas vacaciones de Ali con una ansiosa llamada internacional por la que pagó mucha pasta pero que, claramente, mereció la pena.

– Ali, ya sé a quiénes les tenemos que proponer lo de la banda.

– A ver, cuéntame.

– Ágata y Sonsoles. Ya he hablado con Ágata y le encanta la idea. A Sonsoles pienso mandarle un mensaje esta misma tarde.

Y a Ali también le pareció la idea más maravillosa del mundo. Tanto que, desde ese momento, ninguna de las dos podía contemplar más opciones.

A Ágata la conocían de Sisterhood -colectivo feminista al que pertenecen las tres- y del infraunderground madrileño, ambiente en el que han compartido conciertos con su grupo Agnes y muchas cervezas en los de otras bandas amigas. Con Sonsoles también se habían tomado unas cuantas birras y la tenían fichadísima desde su paso por Las Cruces. Ambas aceptaron emocionadas la propuesta y las cuatro decidieron llamarse Las Odio, porque a todas les parecía que era el mejor nombre de grupo que ninguna de ellas habia oído ever.

Tras menos de dos meses de ensayo y cada vez más convencidas con  su proyecto, Las Odio decidieron lanzarse peligrosamente a los escenarios, como no podía ser de otra manera, en un concierto organizado por Sisterhood con motivo de la presentación del tercer número de su fanzine, que gira, en esta ocasión, en torno al tema de los #Miedos. Sin mucho repertorio pero con mazo de ganas, porque se presentan entre amigas.

* Otra gente cuenta que en realidad se conocieron en un concurso de talentos infantiles. Dos de ellas ya actuaban en un espectáculo conjunto llamado Dúo Divergente y después en Matarse en la Castellana. Las otras tenían sus proyectos a parte (Sonso, Las Cruces, Ágata, Agnes). Decidieron unir fuerzas para sumar sus posibilidades de éxito, llegar alto, salir por la tele.

Más información:

Bandcamp y Facebook de Las Odio

Posts de la fiesta, de Las Potras, de Le Parody.

Sobre el zine:

El fanzine Sisterhood

El fanzine Sisterhood es una obra colaborativa, feminista y autoeditada. Cada número gira en torno a un tema, que sirve como punto de partida e inspiración para las autoras aunque no todos los contenidos lo siguen. Lo publicamos, más o menos, cada cuatro meses. Lo auto-distribuimos en librerías y tiendas de fanzines, en eventos propios y de amigas, y también a través nuestra web. El tercer número pretende capturar diferentes formas de miedo: el que se induce como herramienta de control (de la calle, de los cuerpos, de las libertades, del otro/de la otra), el que caricaturiza a las identidades disidentes (las brujas, las vampiras, las viudas negras), el que nos despierta y nos pone en movimiento.

http://sisterhoodmadrid.bigcartel.com/

 

 

“Queremos llegar a un lugar donde todo sea magia, emociones fuertes y diversión” Entrevista a Las Potras

Con motivo de la presentación del tercer número de nuestro fanzine, hemos conseguido nuestro primer evento con un 100% de mujeres en el escenario y eso siempre es motivo de celebración. Las Potras son uno de los grupos que tocarán en esta fiesta. Seguramente os preguntaréis por qué hemos querido invitar a esta banda de Asturias de la que apenas sabemos nada. Para explicar qué nos lleva a invitar a nuestra fiesta de presentación a un grupo que no hemos escuchado nunca, primero tenemos que hablaros de la intrahistoria del evento.

En un principio, ni siquiera sabíamos de la existencia de Las Potras, pero sí y mucho del grupo previo de dos de sus componentes: Chiquita y Chatarra. Fue a raíz de la fructífera incorporación de Patri como profesora de bajo en nuestro taller de Riot Grrrl, cuando supimos que nuestra colaboración no podía acabar ahí. Por eso y porque somos ultrafans, decidimos por unanimidad proponer a las Chiquita y Chatarra tocar en nuestra fies. Sin embargo, ellas tenían una idea mejor.
– “¿Y qué os parece si hacemos doblete y tocamos Chiquita y Chatarra con nuestra nueva banda, Las Potras, como telonera?” Nos dijo Patri. Huelga decir que a las sisters nos hacen los ojos chiribitas cada vez que oímos eso de “nueva banda”, pero si encima tiene un nombre molón y tan buenas credenciales, nos metemos de cabeza. Después nos dimos cuenta de que hacer tocar a Chiquita y Chatarra dos conciertos seguidos rozaba la explotación, así que finalmente decidimos reducir cartel y programar el debut de Las Potras en Madrid. Nuestra querida Le Parody y las también  debutantes Las Odio completarán el cartel.

las potras_pic

Lo mejor para empezar esta entrevista es que se presenten ellas mismas. Nos contesta Patri, la bajista de la banda exiliada en Madrid.

Contadnos, ¿quiénes sois? ¿De dónde venís y a dónde queréis llegar?

Patri, la batería, tocaba la gameboy en Overbit. Ponía el bacalao en Manolín Experience, y empezó con la batería en No Podrás Soportarlo. Ira toca la guitarra en Las Chilli con Carne. Ame viene de Las Truchis y Subbuteo.A mí me recogió Ame del arroyo.Queremos llegar a un lugar donde todo sea magia, emociones fuertes y diversión.
 ¿Cuándo os juntasteis para ensayar por primera vez? Nos consta que, aunque Las Potras tienen su residencia en Asturias, al menos una de las integrantes de vive en Madrid. ¿Cómo conseguís organizar los ensayos?

El grupo lo montamos una noche en un bar, después de un concierto de Chiquita. A los dos días yo me fui de Asturias, y las chicas comenzaron a ensayar y a hacer canciones esa misma semana, esto fue en marzo. Me mandaban las grabaciones de los ensayos. Este verano me pude organizar para pasar dos meses en Asturias para ensayar con Potras y tocar con Chiquita. En esos meses nos metimos a ensayos intensivos. Yo metí los arreglos de bajo y alguna voz más, y acabamos de pulir algunas estructuras.

Tener grupos a distancia es un poco extraño, pero factible. Ame y yo llevamos un montón de años tocando juntas, y con Ira y Patri hay mucha sintonía, nos gustan las mismas cosas. Pienso que esto también hace que todo sea más sencillo y fluido, y que finalmente la maquina suene engrasada aunque no haya un trabajo constante de local de ensayo (estando las cuatro, que las chicas trabajan un montón). Y al mismo tiempo da una sensación de peligro antes de tocar que da mucha adrenalina, jajajaja.

En principio, parece curioso que las componentes de Chiquita y Chatarra hayan decidido montar una nueva banda sumando dos músicas más. ¿A qué se debe esta necesidad de cambio? ¿Os habíais aburrido un poco del formato dúo después de tantos años?

Lo de Potras no es una reinvención de Chiquita, fue una solución a cambios vitales (movilidad geográfica).Comparten elementas, pero son dos grupos distintos, con encantos distintos. Aun así, son grupos primos-gemelos: Estamos las dos. Y la voz de ame y su manera de hacer canciones y tocar la guitarra está superpresente. Pero aquí somos cuatro y se nota un montón. Ira tiene mucha personalidad tocando la guitarra. Y Patri tocando la batería, además también es voz principal en un montón de temas, y tiene otro tono y otra manera de cantar, muy guay. Es más urgente, hay más ruido y más volumen.

 ¿Cuánto del espíritu y el sonido de Chiquita y Chatarra permanece en Las Potra

El espíritu el mismo que cuando empezamos Chiquita, y con el que continuamos: ganas de tocar, intuición a la hora de buscar el sonido y de hacer canciones y sí, claro, un haztelotumismo porque no creo que nadie nos vaya a pagar discos ni a comprar amplis, jajajajaja

¿En esta banda cantaréis en castellano o seguiréis con el inglés como idioma para vuestras canciones?
El idioma… Unas nacieron en castellano y otras en inglés, y así quedaron porque funcionan bien y porque todas son hijas del mismo dios. Reflexionamos lo justico sobre esto.

¿Os fijáis en otras bandas a la hora de componer? ¿Cuáles son vuestros principales referentes?

No hay referentes definidos.

¿Cómo escribís vuestras canciones? ¿Componéis entre todas?
Entre todas. La parte fuerte: el núcleo duro de Asturias, curro de local de ensayo. Yo aporto lo que puedo cuando nos reunimos y en la distancia, las cositas del bajo, algún arreglo de voz y alguna letra.

Como ya sabéis, Sisterhood es un colectivo feminista autogestionado y uno de nuestros principales intereses es promover y empoderar a mujeres que hacen música. Sabemos que en Asturias hay bastante escena musical, pero no tenemos mucha idea de la situación de las artistas en este contexto. ¿Podríais contarnos un poco más vosotras según vuestra experiencia?

Tengo la sensación de que esto está viviendo un momento más que saludable ahora mismo.

Escándalos, plasticidad y lentitud detenida o cuando Le Parody llegó a mi vida

Elia Maqueda

El 3 de febrero de 2012, sin conocer de casi nada a Le Parody, redacté esto para una revista preciosa en la que escribía:

Lo épico puede salir de varios lugares a la vez, como lava que se escapa de las grietas de la Tierra; con urgencia, con soltura, sin vergüenza. Le Parody tiene un acento extraño, a medio camino entre California y el Mediterráneo. Su música es electrónica y también es folk. Y folclórica. Reinventa canciones sobre muchachas que tiran monedas a las fuentes, pero las sitúa –oh– junto a un aeropuerto. Le Parody mezcla idiomas y ruidos. Le Parody es punta y es tacón, es un géiser en un barrio de Madrid.

Le_ParodyPEQUE

De la música electrónica se ha dicho casi de todo. Fusionada hasta el infinito, se ha tratado hasta en cumbres mundiales de la mano de expertos con gafas oscuras. Pero, a veces, los samples sedimentan en el estómago con ukeleles y acordeones; y es entonces, en ese preciso instante, cuando se paran los ascensores y todos nos detenemos a escuchar los ritmos digitales, los idiomas remezclados, los gritos entre compás y compás.

Que vivan los escándalos, la plasticidad y la lentitud detenida.

En algún momento de 2013 supe que el acento de Sole venía de Málaga y de Granada y de LA, y de Italia y de Tetuán. Supe que el baile era imprescindible. Supe cómo se ríe y cómo sufre y cómo duda y cómo el 15M y cómo la revolución y el feminismo. En 2013 supe ya quién era, y una vez me dijo que si le pasaba algo me legaba sus canciones y a mí se me hinchó el corazón. En 2013 ya existía Cásala, un disco blanco y negro y rojo, en el que ella se parte en dos poco a poco, con cuidado, y empieza a cantar sin miedo. Y cantamos, fuimos al norte y bailamos hasta el amanecer. Y yo salía a correr por El Retiro con ese disco en las orejas, que me sé todos los samples, toditos, todos.

Descubrí además que Sole Parody está abriendo surcos en el tejido este de la industria musical, que tan hostil y ajeno nos es a nosotras casi siempre. Porque ella se compromete y te cuenta las cosas. Porque duda, porque toma decisiones. Porque se explica, clara como el agua.

LE PARODY

En 2015 yo ya sabía que se venía Hondo. Y ya sabía y sé que es un disco a fuego lento, que bulle y reverbera, que es catártico. Escribí también que Sole es la mujer más honesta y poderosa que hemos visto/escuchado en mucho tiempo, porque ha operado un cambio en el panorama de acá/allá, ha abierto una herida, ha removido la tierra. Por su manera de cantar y de hacer bucles musicales y de poner el cuerpo. Por lo hondo que ya se siente en el aire.

Y entonces llegó, como un huracán: hondo, hondísimo, desde todos los sures y oestes del mundo para hacernos bailar en el centro mismo de las cosas.

Este sábado se baila.

Las Potras, Le Parody y Las Odio para celebrar el lanzamiento del fanzine Sisterhood #3 Miedos

El sábado 28, a partir de las 21:30, seguimos con la presentación del fanzine Sisterhood #3 Miedos en la Sala Maravillas, con conciertazos de Le Parody, Las Potras, una mutación extendida de Chiquita y Chatarra, que viene por primera vez a Madrid desde Asturias, y Las Odio, de estreno mundial. Si sabes seguro que vas a venir, pilla la entrada anticipada,  y así no te quedas fuera y te ahorras un leuri. Anticipada, el precio es 6/10 (sin/ con dos consumiciones); en taquilla: 7/11. También este finde, a la hora del aperitivo, el 28 y 29: conciertos, presentación del fanzine, poesía y teatro en Bloody Sisty en la Plaza de Otoño de Matadero.

 

El colectivo Sisterhood continúa con las celebraciones de su tercer fanzine dedicado a los miedos. Para ello, cuentan con aliadas de excepción: Le Parody, con su reciente disco Hondo, un mix cósmico que incluye olivares en Jaén, folclore oriental y electrónica, Las Potras, una mutación extendida de Chiquita y Chatarra que se estrenan por primera vez en Madrid, y Las Odio, postriotgrrrls de estreno mundial. Tocarán el sábado 28 en la Sala Maravillas, a partir de las 21:30 y por 6 euros (sin consumición) o 10 euros (con dos consumiciones), anticipada; o bien por 7 euros (sin consumición) u 11 euros (con dos consumiciones) en taquilla.

Unas horas antes, el 28 y, unas horas después, el 29, a la hora del aperitivo, se extiende la fiesta sisti a La Plaza en Otoño de Matadero. El programa Bloody Sisty incluirá conciertos en semiacústico, poesía en semiruido, fanzines en semiexclusiva, performance semisincronizado. Participan:  Tucan Morgan, CalizaClara Collantes y Veins n Bones, una performance de A Esther Moya le robaron una medalla y El Hijo tonto, la poesía sintetizada de Mordaza. Además, allí presentamos nuestros temores y os preguntamos por los vuestros, y, para pasar el mal trago, bloody sisty para todxs.

En total, dos días y tres citas para dar la bienvenida en aquelarre al fanzine Sisterhood #3 Miedos. En él han colaborado cerca de treinta autoras con ilustraciones, foto, poesía, ensayo, reportaje… El número, el proyecto, el colectivo, se presentará en los diferentes espacios.

Le Parody

Las canciones de Le Parody están hechas con retales de sonidos, de procedencia diferente (su Sur, el sur, Bollywood, el norte de África, la pista de baile…). Sole las une con precisión matemática mediante líneas de ukelele, melodías luminosas de voces y cajas de ritmos, samplers, trompetas. Ahí se une Frank. Tiene dos discos –CÁSALA (2012) y HONDO (2015)- que son posiblemente lo más exquisito que se haya hecho nunca en el andergraun, y cada vez mejor.

https://leparody.bandcamp.com/

Las Potras

Las Potras empezaron después de un concierto de Chiquita y Chatarra, en marzo de 2015. Comparten dos de sus miembros (el dúo Chiquita), pero no es una mera reinvención, “son dos grupos distintos, con encantos distintos”. Su sonido es urgente, hay más ruido y más volumen. Este será su primer concierto en Madrid y de los pocos que han tocado por la fecha. No hemos escuchado ni unos acordes, pero el debut promete ser un fiestón memorable en el que nadie puede permitirse el lujo de no estar.

https://discoshumeantes.bandcamp.com/album/chiquita-y-chatarra-niagara-fallers-lp

Las Odio

Las Odio on un grupo de riotgrrrls con oscuras y peligrosas intenciones. Lo forman Paula y Ali (ex Dúo Divergente, Matarse en la Castellana), Sonsoles (ex Las Cruces) y Ágata (Agnes). Partiendo de posturas e influencias muy variadas, el resultado es sorprendentemente simple y contundente: un puñetazo en la cara, postpunk, pop, 60’s, 90’s, letras que muerden. Tras apenas dos meses de ensayos esta misma semana lanzarán su primer single “Vitamina/Juli la punk”, esta última, una versión castiza de Los Ramones. Su primer directo, el sábado, es esperado con ansia y atención.

https://www.facebook.com/lasodiomazo/

28 de noviembre, 21:30 h. Conciertos de presentación del fanzine en la Sala Maravillas. Las Potras + Le Parody + Las Odio. 6 euros (sin consumición) y 10 euros (con dos consumiciones) anticipada en Entradium.

7 euros (sin consumición) y 11 euros (con dos consumiciones) en taquilla.

28 y 29 de noviembre, 13:00. Aperitivo Bloody Sisty en la Plaza de Otoño de Matadero. Conciertos acústicos de Tucan Morgan, Caliza, Clara Collantes y Veins n Bones, performance de A Esther Moya le robaron una medalla, poesía sintetizada de Mordaza.

http://www.mataderomadrid.org/ficha/4944/bloody-sisty–un-fanzine-un-concierto-una-performance-un-recital.html

El fanzine Sisterhood

El fanzine Sisterhood es una obra colaborativa, feminista y autoeditada. Cada número gira en torno a un tema, que sirve como punto de partida e inspiración para las autoras aunque no todos los contenidos lo siguen. Lo publicamos, más o menos, cada cuatro meses. Lo auto-distribuimos en librerías y tiendas de fanzines, en eventos propios y de amigas, y también a través nuestra web. El tercer número pretende capturar diferentes formas de miedo: el que se induce como herramienta de control (de la calle, de los cuerpos, de las libertades, del otro/de la otra), el que caricaturiza a las identidades disidentes (las brujas, las vampiras, las viudas negras), el que nos despierta y nos pone en movimiento.

http://sisterhoodmadrid.bigcartel.com/

Más información

Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/110808875950926/

Bloody Sisty en La Plaza en Otoño: http://www.mataderomadrid.org/ficha/4944/bloody-sisty–un-fanzine-un-concierto-una-performance-un-recital.html
Entrada anticipada. http://entradium.com/es/entradas/concierto-de-le-parody-las-potras-y-las-odio
http://sisterhoodmadrid.bigcartel.com/