revoluciones

Conciertos gratuitos para dar la bienvenida a nuestras #Fieras

Presentamos #Fieras, recopilatorio desde el infrandergraun feminista en formato discozine. Está construido en forma de catálogo de diferentes miedos, representados en canciones e imágenes de más de 16 grupos y artistas. Para celebrar su llegada, hemos organizado conciertos gratuitos de Árida, Paisana y Juana Chicharro, tres de los grupos del recopilatorio, hoy (17 de junio) en Delia Records.

sis copia_peque

Orgullosas podemos contaros que hemos sacado un nueva referencia con Ruido Sisterhood, nuestro sello de discozines del colectivo Sisterhood. Se trata de Fieras, un recopilatorio de canciones e ilustraciones desde el andergraun feminista, en el que han participado 16 de nuestros grupos favoritos. Para presentarlo (¡HOY!), contamos con conciertos de tres de ellos: ÁridaPaisana y Juana Chicharro. Será a partir de las 18:30 en Delia Records, por cero euros.

Además de estos tres grupos, en el recopilatorio participan Shit Pony, La Furia, Sef y Fran MM Cabeza de Vaca, Burofax, Abigail y las Cosa del Pantano, Violeta Vil, Agnes, Las Odio, […], El Pardo y Matarse en la Castellana. Cuatro de las canciones son inéditas: “Mantis religiosa” de Las Odio; “Luto y rabia” del grupo efímero […]; “El Bucle”, de Abigail y la Cosa del Pantano y “Lament”, de Sef y Fran MM Cabeza de Vaca.

El resultado de esta obra colaborativa toma forma de catálogo de miedos (a la soledad, a la enfermedad, a una ruptura, al amor romántico, a la respuesta en forma de autodefensa…), representados a través de las canciones y también ilustradas con imágenes de 16 artistas.

El formato digital (con streaming gratuito) estará disponible a partir del hoy en nuestro Bandcamp. Entre los temas inéditos está “Mantis religiosa”, de la banda madrileña Las Odio; “El Bucle”, de la cantautora de freak-folk Abigail y la Cosa del Pantano; “Luto y rabia”, del misterioso grupo […]; y “Lament”, adaptación de la canción del musical “Siete novias para siete hermanos”, de Sef y Fran MM Cabeza de Vaca. El formato físico (el discozine, fanzine con un link de descarga a las canciones) se podrá adquirir a partir del viernes 17 en Delia Records y otros puntos de venta.

collage grupos

Conciertos presentación Fieras: Árida, Paisana y Juana Chicharro https://www.facebook.com/events/369572029833314/
A partir de las 18:30 en Delia Records (C/ Delicias, 19. 28045 – Madrid)
Entrada gratuita hasta completar aforo.

Árida

Árida son un duo de stoner-rock con fuerte influencia de los 90. Desde su formación en 2014 han editado dos EPs (‘Cenizas’ y ‘Un día en la línea del oeste’) y han engrasado su directo hasta convertirse en una apisonadora: suenan dur*s, contundentes y certer*s.
https://aridamadrid.bandcamp.com/

Paisana

Paisana es un grupo formado en 2014, que han llegado a 2016 con un puñado de canciones grabadas en el local y su directo desternillante y energético. Su sonido, hilado por melodías pop, se nutre de guitarras y batería rabiosas.

https://paisana.bandcamp.com/

Juana Chicharro

Juana Chicharro mezclan garage, punk y flamenco con letras navajeras que vienen directas del arroyo. Tienen un único disco, que lanzaron a finales de 2011, y un directo arrollador, performático y contundente, que no deja indiferente a nadie.
https://juanachicharro.bandcamp.com/

 

Portada de “Fieras”, de María Bastarós

Tenemos rugientes novedades desde Ruido Sisterhood: ¡lanzamos nuestro primer recopilatorio de canciones, Fieras! Mañana os contaremos más de este proyecto, hoy para abrir boca os presentamos la portada del discozine, diseño de María Bastarós (Quién coño es). Un lujazo de ilustración-collage con serpientes, rosarios, higos, esposas, cinturas imposibles… que abre nuestro catálogo de bestias.

sis copia_peque
Hace unos meses, María lanzó una propuesta más que necesaria, para visibilizar a las mujeres en las artes plásticas. Comenzó con la pegada de una serie de carteles que recuperaban a muchas mujeres artistas silenciadas por la historia, a las que había echado en falta en el currículo de la licenciatura de Historia del Arte que estudiaba. Más tarde, su propuesta se materializó a través de un fanzine del que pronto lanzará un segundo número.

Os dejamos algunos enlaces para que exploréis el proyecto de María, del que nosotras somos fans acérrimas. ¡Ah! Y están disponibles para descarga los carteles de biografía de las artistas que engrosaron la lista de Quién coño es para pegarlos allí donde lo considere oportuno. Guerrilla pura.

https://www.facebook.com/quienconoes/
http://www.eldiario.es/aragon/cultura/pregunta-reivindicar-mujeres-Historia-Arte_0_457054667.html
https://www.diagonalperiodico.net/saberes/26895-y-esta-quien-cono-es.html

Cinco reflexiones sisty sobre mujeres, política y liderazgo.

La semana pasada recibimos una propuesta por parte del SModa. Con motivo del estreno del documental Alcaldessa (Pau Faus, 2016), que aborda los 12 meses previos al desembarco de Ada Colau en el consistorio de Barcelona, nos lanzaron unas cuantas preguntas sobre liderazgo femenino en política. Las peticiones de medios mainstream siempre nos generan dudas: ¿contribuyen a la visibilidad del discurso feminista? ¿Suponen una apropiación de la lucha? ¿La frivolizarán, o se respetará lo que decimos? Decidimos hacerlo, porque además nos apetecía reflexionar de manera colectiva a partir de los temas que nos planteó la periodista. Tan solo nos pedían tres o cuatro líneas por respuesta, pero una vez más, ya metidas al lío, nos pudo la emoción y esas tres líneas se convirtieron en varios párrafos. Al final solo usaron dos lineas, como suele pasar, pero el texto que escribimos ha resultado muy valioso para nosotras, pues nos han ayudado a ordenar y dar forma a un montón de ideas sobre las mujeres en política que teníamos en la cabeza. Por eso, hemos decidido compartir con vosotras la entrevista tal como fue entregada.

P. ¿Cuáles son los puntos clave del proceso de empoderamiento de una mujer?

R. Hablar de los conflictos de las mujeres en singular, como “la mujer” es de por sí bastante opresivo y “desempoderante”. Aunque es una expresión muy común y extendida, nunca veremos en los medios hablar de “el hombre” en estos mismos términos. Las circunstancias personales, sociales y culturales son tan diversas que resulta imposible hablar de forma general ni de “empoderamiento” ni de “mujer”. Creemos que tiene que ver con ser capaz de vivir e interactuar con tu entorno de forma afín a tus intereses, valores e inquietudes, tomando decisiones libres ante las imposiciones externas, que pueden venir de tu educación, de tu red social, de las normas de conducta establecidas, de los estándares de belleza, de la religión, de tantas y tantas partes del sistema patriarcal y capitalista.

Para ello, primero es necesario identificar las opresiones a las que estás sometida, o al menos, a aquellas a las que te quieres enfrentar en ese proceso; posicionarte ante ellas, es decir, decidir que quieres cambiar la situación; y, por último, hacerlo. El tercer paso es, evidentemente, el más complicado. A nosotras nos ha servido mucho la teoría feminista, leer libros de muchas mujeres que, antes que nosotras, se enfrentaron a situaciones similares, reflexionaron sobre ello y actuaron; hablar con otras mujeres de estos temas, compartir nuestras inquietudes… También es clave tener una red de apoyo: colectivos, amigas, familia… personas que te ayuden a reafirmarte y te den su cariño, no matter what. Por supuesto, buscar estrategias comunes, de nuevo a través del activismo. Y no desesperarse, saber que es un proceso complicado, porque muchas veces estás caminando contracorriente, pero merece la pena, y aunque nunca vayas a llegar al estatus de “mujer empoderada” al completo (siempre quedarán opresiones, más o menos sutiles, aparecerán nuevas, etc.), cada paso que des es valioso. En cualquier caso, no creemos que haya una receta, esto son algunos de los ingredientes que nos han ayudado a nosotras.

“Si una chica recibe el mensaje  de que ella no vale para dirigir, y sin embargo se le anima a  desarrollar otras labores sociales, por ejemplo en relación con los cuidados (enseñanza, enfermería, comunicación, etc.), evidentemente es fácil que se sienta más cómoda o más predispuesta a buscar una carrera profesional en el segundo campo y a rechazar el primero”.

P. ¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se encuentra una mujer líder?

R. Vivimos en una sociedad patriarcal, que establece una división social a  partir de la construcción de género,y asigna serie de valores y características “deseadas” a las dos categorías dicotómicas “hombre” y “mujer” a través de la cultura, la educación, la moral, etc. Por  ejemplo: el cuidado, el peso de la estética hegemónica, etc. son valores  que se consideran positivos en las mujeres; la competitividad, la  agresividad, el liderazgo, etc. son valores que se consideran positivos  en los hombres, y en muchos casos negativos en las mujeres.

En la construcción de la identidad “líder” se refleja esta realidad. En muchos casos estas desigualdades son muy sutiles y no vienen en forma de  prohibiciones, sino en base a modelos, conductas celebradas y conductas menos celebradas, etc. Por ejemplo, existe una creencia más o menos  generalizada de que las mujeres son menos asertivas, decididas y fuertes que los hombres. Nosotras consideramos que esas “barreras  biológicas” no tienen ningún sustento, pero la creencia social de su existencia acaba teniendo consecuencias: si una chica recibe el mensaje  de que ella no vale para dirigir, y sin embargo se le anima a  desarrollar otras labores sociales, por ejemplo en relación con los cuidados (enseñanza, enfermería, comunicación, etc.), evidentemente es fácil que se sienta más cómoda o más predispuesta a buscar una carrera profesional en el segundo campo y a rechazar el primero. Por tanto, creemos que el principal obstáculo son los estereotipos de género, que influyen en la autopercepción y en la construcción de la identidad (lo que quieres ser, a los puestos a los que optas, tus formas de relacionarte, etc.), y en la mirada que tu entorno deposita sobre ti (lo que esperan de ti, lo que premian, lo que castigan, etc.).

También cabe preguntarse si nos interesa o no reproducir estos roles de autoridad, o si, en vez de buscar una organización jerárquica, quizás es más interesante explorar otras formas de organización más horizontales, más justas e igualitarias.

Proponemos inventar una nueva palabra para entendernos mejor y decir “feministar la política”, en vez de feminizarla. Quizá así evitaríamos confusiones y de paso les daríamos un nuevo motivo a los académicos de la RAE para que sigan tirándose de los pocos pelos que les quedan.

P. Aspecto físico e imagen: ¿es igual el nivel de exigencia con una mujer que con un hombre?

No, para nada. La imagen de las mujeres está constantemente en tela de juicio. En la sociedad capitalista y patriarcal uno de los papel principales de las mujeres es ser un objeto de contemplación (además de madre y esposa), recibir atención en base a su aspecto físico. Además, se ha creado un mercado muy jugoso que parte del cuestionamiento de todas y cada una de las partes de nuestro cuerpo, ofreciendo un único modelo al que todas debemos aspirar: delgadez, juventud, depilación, buen olor, dulzura, suavidad… Se nos exige que tratemos de alcanzar ese modelo, y se nos ofrecen medios (que nunca serán suficiente) para ello: comprar cremas, ropa, maquillaje, revistas de moda, hacer dietas, etc.

R. ¿Esto que se está dando en llamar “feminizar la política” es en realidad humanizarla?

Existe la costumbre generalizada de despotricar contra las etiquetas, pero creemos que es algo a lo que debemos prestar atención, porque en el lenguaje casi nada es inocente ni casual, mucho menos en política. Por poner un ejemplo, muchas veces nos encontramos con discursos pseudoigualitarios que promulgan la abolición de la palabra “feminismo” en beneficio de otras que a ellos les parecen menos conflictivas como “igualitarismo” o “humanismo”. En realidad, lo único que consiguen estas corrientes es rebajar el discurso a cambio de hacerlo supuestamente más digerible y divulgativo. La realidad es que si tu lucha es justa -el feminismo lo es- no es necesario maquillarla para agradar a quienes no la comparten. Creemos que la cuestión de “humanizar la política” va un poco por ahí, aunque este caso es más confuso, pues “feminizar” no alude a “feminismo” sino a “femenino” y ahí empieza el conficto nominal. Lo que entendemos por “femenino” es mucho más complejo y problemático que “lo feminista”, ya que atiende a tantas convenciones y subjetividades que resulta imposible concretarlas para que cristalicen de forma inteligible en una expresión. De hecho, nosotras hemos tenido que buscar en Google porque no estábamos familiarizadas con ella y no acabábamos de entender a qué se refería. Proponemos inventar una nueva palabra para entendernos mejor y decir “feministar la política”, en vez de feminizarla. Quizá así evitaríamos confusiones y de paso les daríamos un nuevo motivo a los académicos de la RAE para que sigan tirándose de los pocos pelos que les quedan.

P. En España tenemos/hemos tenido otras mujeres líderes en política: Esperanza Aguirre, Susana Díaz, Rita Barberá, Carme Chacón… ¿Qué trae de nuevo la figura de Ada Colau al panorama político femenino?

R. Ada Colau es activista y es feminista. Representa una serie de valores que no tienen nada que ver con la lista anteriormente mencionada: es crítica con el sistema, lucha por los intereses de la clase trabajadora, lucha por la justicia para las personas desfavorecidas, lucha por la igualdad de las mujeres, de las migrantes, de las personas LGTBI, de las pobres, de las precarias… Trae honestidad y revolución. No basta solo con ser mujer y política, la clave está en entender el estatus de mujer en la sociedad patriarcal, los problemas que genera para la mayoría y luchar por solucionarlos y modificar el sistema desde dentro.

P. Cualquier otra cosa que me queráis comentar sobre el liderazgo femenino en política, y sobre el panorama abierto con la metamorfosis de Ada Colau hasta ser alcaldesa electa de Barcelona hace un año.

R. Como hemos dicho antes, el hecho de ser mujer y ocupar una posición de poder no te convierte automáticamente en una feminista, ni en una luchadora por los derechos de las mujeres, aunque desde el marketing político se nos intente vender lo contrario constantemente. Este punto de vista postfeminista es especialmente peligroso porque promueve la conquista individual del espacio a través de la competición, lo que acaba derivando en una desmovilización colectiva. En realidad el desembarco de las mujeres en el poder abre un debate muy complejo que, desgraciadamente, a un hombre nunca se le llegará a plantear. Esto no significa que debamos quedarnos eternamente en las trincheras, pero tampoco limitarnos a considerar la representación femenina como una conquista que concluye al conseguir copar el cincuenta por ciento de las posiciones que tradicionalmente han ocupado los hombres. De hecho, creemos que detentar una posición de poder político en primera línea en la mayoría de los casos es incompatible con el discurso y el activismo feministas. No es necesario recurrir al manido ejemplo de Margaret Thacher, la lista de mujeres mencionadas en la pregunta anterior ya es una buena muestra de ello. Por eso creemos que la figura de Colau en ese contexto es especialmente valiosa y un verdadero modelo para todas nosotras, pues no se limita a ocupar el espacio sino que aprovecha su posición privilegiada para seguir luchando por el feminismo con ética y gran valentía a pesar de lo adverso que es el espacio en el que ha decidido desarrollar su activismo.

“La escena underground debe ser politizada”. Entrevista a Meconio.

Meconio es un dúo de Barcelona fromado por Leti y Delia. Tienen tan solo un disco grabado, Zigot, autoeditado a finales de 2015 y disponible en su bandcamp. Las Sisterhood llegamos a ellas a través de este artículo sobre la escena riot estatal publicado hace algunas semanas en Vice. Su combinación de guitarra, batería, mujeres gritando y collages sonoros nos gustó tanto que necesitábamos traerlas a tocar a Madrid cuanto antes y lo hemos conseguido. El próximo viernes 6 de mayo las tendremos tocando por primera vez en nuestra ciudad, en Maravillas Club junto a Violeta Vil en la fiesta Salvaje Primavera

meconio foto

Pregunta: Además de algunos vídeos, el bandcamp y un buen puñado de fechas de conciertos pasados y por venir, apenas hemos encontrado información sobre vosotras en internet. Por eso vamos a empezar con una presentación. ¿Cómo os conocisteis y desde cuando lleváis en marcha con Meconio?

Meconio: Nos conocimos gracias al colectivo Ojala Este Mi Bici del cual formamos parte y que organiza conciertos en Barcelona desde hace 8 años. Hace más o menos 2 años que llevamos ensayando y en Junio de 2015 hicimos nuestro primer concierto como dúo. Es la primera vez que nos embarcábamos a formar un grupo. Después de tantos conciertos a nuestras espaldas era hora de subir al escenario. Sí que tocamos con otras personas y estamos empezando nuevos proyectos pero todo nació a partir de Meconio.

P: Las sistys somos muy fans de vuestro formato de banda. Una guitarra y una batería crudas que se bastan y sobran para hacer hits punk. Además, tiene mucho mérito llenar el escenario sin toda una banda que arrope y por lo que hemos escuchado, Meconio lo conseguís con creces. ¿Para vosotras el formato dúo es una decisión buscada u os habéis tenido que adaptar a las circunstancias?

M: Cuando empezamos a quedar éramos seis chicas y al principio era tan solo para probar, como un juego. En cuanto decidimos ensayar regularmente y echar para adelante la iniciativa nos reducimos a cuatro: bacteria, bajo, guitarra y guitarra/teclado. Hicimos un primer concierto con este formato pero por diferentes circunstancias nos quedamos nosotras dos solas y decidimos seguir con el proyecto, ya que nos entendíamos.

Nuestra música tiene melodías pop pero estrujadas con distorsiones y gritadas con todas nuestras fuerzas.

P: Vuestras letras son muy directas, con un discurso claro y contundente que no deja lugar a equívocos. Además, utilizáis indistintamente el castellano y el catalán para componer, algo que aporta mayor riqueza al conjunto del sonido del disco. ¿Os dejáis llevar y surge de forma natural o seguís algún criterio que os haga decantaros por un idioma u otro según la canción?

M: Normalmente primero componemos la música y la letra va surgiendo a lo largo de los ensayos. Sale de forma natural y no pensamos nunca en qué idioma lo vamos a hacer. A veces la misma tonada de la canción queda mejor con un idioma u otro, pero obviamente cantamos en estos dos idiomas porque son nuestras lenguas maternas.

P: Hemos estado investigando un poco vuestra trayectoria y nos parece que la mayoría de los conciertos que habéis dado estaban vinculados de alguna forma al feminismo o los movimientos sociales. ¿Esto es algo buscado por vuestra parte o es en este contexto donde más os llaman para tocar?

M: La verdad es que nuestro primer bolo como dúo lo hicimos hace 10 meses y hemos dicho que sí a tocar a todos los bolos que estén de acuerdo a nuestra forma de pensar,

P: ¿Creéis que en Barcelona la escena underground menos politizada es reticente a asimilar bandas con discurso explícito?

M: Consideramos que la escena underground debe ser politizada; si no, deja de ser underground. Es por eso que muchas veces las bandas con discurso explícito no tienen cabida.

P: En vuestro bandcamp os definís como punk, rock y extreme pop. Esta última etiqueta nos ha encandilado. ¿Podríais desarrollar qué significa para vosotras ser extreme pop?

M: Para nosotras extreme pop es que nuestra música tiene melodías pop pero estrujadas con distorsiones y gritadas con todas nuestras fuerzas. 

Ya tenemos en mente nuestra próxima edición y obviamente la queremos sacar en vinilo 12”.

P: Como ya indicamos en la introducción de la entrevista, os descubrimos a raíz de un artículo en el que se recopilaban algunas bandas riot grrrl. ¿Os sentís identificadas con esta etiqueta/estilo/movimiento?

M: Una de las principales características de Meconio es que no intentamos clasificarnos en ningún movimiento ni etiqueta, ha sido más la gente que ha querido incluirnos en este movimiento. Obviamente las premisas y el manifiesto de Riot Grrrl nos parecen totalmente necesarios.

P: ¿Cómo aplicáis la filosofía riot en vuestra banda?

M: La mejor manera de ser riot es siendo nosotras mismas.

P: Buscando imágenes vuestras en la red cuesta encontrar alguna en la que se os vea posando o en la que mostréis las caras. Imaginamos que esta decisión no es casualidad. ¿Evitáis explotar vuestra imagen de banda más allá del escenario?

M: Creemos que lo importante de Meconio es la música y la imagen grafica con la que queramos acompañarla, por encima de nuestra imagen física.

P: Vuestro disco se puede descargar de bandcamp a precio libre a partir de 0 euros. ¿Cuál es vuestra experiencia con este formato de distribución? ¿La gente suele aportar dinero o no hay gran diferencia con la descarga gratuita?

M: Sólo una persona ha aportado 2€ por nuestro disco por internet, por lo tanto la diferencia con la descarga gratuita podéis ver que es ínfima.

P: ¿Qué opináis de la edición en formato físico? ¿Os gustaría editar en vinilo más adelante?

M: De momento nuestra Demo o maqueta también la hemos presentado en formato físico CD hecho totalmente por nosotras (grabar discos, pegatinas, doblado CDs, etc). El formato físico es una manera de apoyar a las bandas cuando vas a sus conciertos. Somos de las que nos gusta comprarnos el vinilo después de un concierto espectacular. De hecho ya tenemos en mente nuestra próxima edición y obviamente la queremos sacar en vinilo 12”. Desde la maqueta ya tenemos cinco canciones nuevas, por lo que el vinilo no tardará en empezar a ponerse en marcha.

P: Por último, no queremos despedirnos sin que compartáis con nosotras cuáles son vuestras bandas favoritas. ¿Qué grupos creéis que han influido más en vuestro sonido?

M: La verdad es que nuestras influencias son muy diferentes y van desde bandas como The Evens, Slint, Come, Shippin News, Songs: Ohia hasta cosas de flamenco o Rockabilly como Wanda Jackson. Y por supuesto todas las bandas que forman parte de Ojala Este Mi Bici por sus tiempos rotos y destiempos como Decurs.

P: ¿Qué grupos actuales no deberíamos perdernos?

M: La lista puede ser interminable pero podemos empezar con algunas bandas: Shield Yoru Eyes, Teletexto, Za!, Decurs, Trash Kit, Her Geisha and the Boobs, Massicot, Savages, Fajardo, El Gos Binari, V!etnam, Parmesano, Candelilla, N.I.T y muchas otras más. De hecho seguro que nos dejamos alguna de imprescindible.

Entradas para nuestra fiesta Rabiosa Primavera con Meconio + Violeta Vil el próximo 6 de mayo pinchando aquí.

Si tocan a una, nos tocan a todas

Tocan a una, nos tocan a todas.

No es un problema interpersonal, de ti con tu pareja, del exnovio que no sabe superar una ruptura, de una enajenación momentánea, de las hordas de forocoches contra Filósofa Frívola. Es un mal endémico, estructural, que corroe nuestra fuerza de vida, asfixia nuestra realidad, nuestros alientos.

¿Tan difícil es ver que la violencia contra las mujeres es distinta, que parte de una asunción de roles históricamente marcada? La violencia machista es una fuerza que se sostiene en un sistema, unas creencias y una dominación. Es una opresión, una flecha de una dirección que apunta a nuestros órganos vitales. Impacta en la garganta, en el pecho, en el estómago; no de una, sino de todas nosotras.

Este verano seguimos contando los asesinatos, marcados como simples muescas verticales sobre la madera por los medios de comunicación, diluidos en las secciones de sucesos. ¿Nos queréis vivas?.  Duele abrir el periódico, recibir las noticias del frente. Es un estado de sitio. Escuchadnos. Sentaos con nosotras en la mesa, miradnos a la cara. Necesitamos delimitar los problemas para poder abordarlos. Desdibujarlos, asociarlos a otras cuestiones es, de nuevo, una forma de invisibilizar la situación, de olvidar las causas, de boicotear la lucha. No estamos hablando de crímenes pasionales ni de una oleada de violencia abstracta, sino de terrorismo. Sí es #cuestióndesexo.

Nos negamos a ser cómplices de este terror. Pero cuando hablamos, nos disparan. ¿No queréis escuchar la realidad que construís, que mantenéis? ¿Os ofende nuestro aullido? ¿Os incomoda nuestra respuesta? Desde las primeras líneas, Filósofa Frívola ha sido una de las valientes que señala y devuelve el ataque en la conversación social-virtual. Con formas duras y agresivas ha expresado su repulsa a los mensajes engañosos que, tras un velo de igualitarismo, niegan la realidad y por tanto ayudan a perpetuarla. Nosotras estamos con ella, sin concesiones ni paños calientes que hagan más digerible nuestro rechazo. En respuesta, ha recibido violencia organizada, insultos, amenazas: acoso. Ha recibido los puñetazos que nos dirigen a todas las que no nos callamos, a las que no suavizamos el discurso, a las que queremos enfrentarnos a esa persecución. Los golpes no son una respuesta a su comentario, sino una nueva expresión de la violencia machista que nos asfixia, que pretende poner en su lugar a las mujeres que respondemos ante ella. Es su arma para mantener la normalidad, el sistema de dominación. Con acoso, con violencia, con amenazas. Filósofa Frívola no ha aguantado, ha tenido que cerrar su cuenta – y, aun con eso, continúa el escarnio. La violencia virtual también se cobra sus víctimas. Que sea menos tangible no significa que no sea real, que no hiera, que no pese. Vivimos en la era de la defensa de la libertad de expresión. Nos han hecho creer que tenemos derecho a gritar y protestar por lo que queramos, pero la práctica nos enseña que más vale no cruzar ciertas líneas rojas. La valiente que se atreve a pinchar donde más duele a la hegemonía es castigada, agredida sin clemencia. Así es como intentan callarnos: ridiculizando nuestro dolor y nuestra rabia, despreciando nuestras reflexiones. Sabemos que, adopte la forma que adopte, seguimos ante la opresión más ruin y más totalitaria que existe. La más cobarde, la más baja. Han intentado destruir a una de nuestras hermanas, pero no van a conseguirlo, porque junto a ella siempre estaremos otras mujeres dispuestas a darle la mano y coger el testigo. Nunca podrán acabar con nosotras. Y eso les pone nerviosos, agresivos, más violentos.

Basta. Desde aquí gritamos basta. Si tocan a una, nos tocan a todas. Internet no es un lugar solitario, porque las insumisas del patriarcado chillamos de rabia juntas, lloramos, resistimos, nos caemos y nos ayudamos para volve a levantarnos. Seguimos ofendiendo sin pedir perdón por ello, incomodando a quienes nos ridiculizan. Porque no nos hemos ido. Nunca nos iremos. Seguimos vivas y no nos rendimos. La lucha continúa también aquí, en internet, un campo de batalla duro y árido, en el que queda mucho terreno hostil. Y no vamos a parar hasta conquistarlo entero.